La cosecha (amor)

La vida es frágil
y la muerte de la carne
es segura y contundente.

Amar es definitivo.

El amor es oxígeno,
es la cura y la luz,
es la razón de los sonidos.

Mi amor es la reciprocidad del tuyo,
es mi agradecimiento eterno.
Tu amor fue mi desayuno
y mi amor es tu cena.

Espero que este ocaso
sea lo más hermoso posible,
que sea duradero (aunque suene egoísta),
y que, en la eternidad,  lo amado quede intacto.

Estaré ahí para ti mientras estés acá.

Continue Reading

No hay palabras (queda brindar por el ausente)

Se nos fue el Indio,
la electricidad va y viene,
no llega el agua.

A la densidad de estos días
se suma el calor infernal
y no existe laguna mental
en la que pueda mojar mis recuerdos.

Se nos fue Pastor,
se nos fue el maestro,
se fue en tierra ajena
pero se fue contento.

Hizo de aquella su casa
y no olvidó Barquisimeto
todos los que allá lo adoraban
lo hicieron sentir en su suelo.

Llenó al mundo de sabor,
nos regaló sus canciones,
el rey de 1500 amores
a muchas más enamoró.

Se fue a poner a bailar al cielo
al son de su cumbia sabrosa.

Se fue con el alba
quien dijo a la traicionera
que aunque él se muera
rezará por su alma.

Se fue a la eternidad, pero su legado no muere.

¡GRACIAS, MAESTRO!

Continue Reading

Oscuridad en Venezuela

 

Afuera se hizo noche
para prolongar abismos
y aunque no somos los mismos
soportamos el trasnoche.
Aquel tirano fantoche,
que nos ahoga con penas,
con las desgracias ajenas
hacía su cruel festín
y esperaba algún motín
para exprimir nuestras venas.

La calle se hizo desierto,
la sed espada filosa,
la represión espantosa
iba sumando otro muerto,
estuve noches despierto
ansiando el amanecer
y no podía ni entender
eso que estaba pasando
pero salimos ganando
aunque nos cueste creer.

Decían que habían ladrones
pero yo nunca los vi.
Salí y solo conseguí
gente de nobles acciones.
Aprendimos las lecciones
amor, solidaridad,
ayuda, apoyo, hermandad,
aplomo, fe y entereza.
Y no bajar la cabeza
resistir con humildad.

Su arma de destrucción
hizo más fuertes los lazos
que ahora unen los pedazos
de lo que fue una nación.
Yo grito con emoción,
como acto de rebeldía,
porque ya la tiranía
tiene los días contados.
¡A la cárcel enchufados
y a mi tierra la alegría!

Continue Reading

Nuevos amaneceres

 

Vienen tiempos mejores…

Porque lo merecemos,
porque ya está bueno,
porque estamos juntos,
porque nos apoya el mundo,
porque eso es lo que queremos.

Porque decidimos vivir mejor,
porque luchamos desde el amor,
porque el cambio es la constante,
porque ya no hay quien se aguante
al tirano usurpador.

Porque los buenos somos más,
porque amamos la libertad,
porque no nos rendiremos
y siempre defenderemos
el honor y la verdad

Porque nadie más nos humilla
y no viviremos de rodillas
ante un régimen cobarde,
que solo hace alarde
porque tiene pies de arcilla.

Vienen tiempos mejores…

Y caerá la dictadura.
Nosotros, con mano dura,
vamos a hacer justicia.
Habrá sentencia propicia
para todas sus locuras.

Y todos bajo este cielo,
en un festejo sereno,
decretaremos la libertad
y exiliaremos la maldad
muy lejos de nuestro suelo.

Volverán los que se han ido
y a los hermanos caídos
rendiremos homenaje,
honrando nuestro linaje
con nuestro deber cumplido.
Y no vamos a permitir
que nos vuelvan a mentir,
que nos vuelvan a engañar,
que nos vuelvan a robar,
que nos vuelvan a dividir.

Vienen tiempos mejores
y nuevos amaneceres.
Ya no seremos rehenes
de infames y dictadores.

Continue Reading

Palabras para Nicolás

 

Sabemos quién eres
y  de lo que eres capaz.
Sabes que no hay vuelta a atrás,
no dejaremos de soñar porque tú quieres.

Y aunque la injusticia hiere,
y aunque la sangre es mucha,
aunque asesinas sin capucha,
el ideal no se muere.

Aunque la pena nos tiente
y el dolor sea insoportable
se nos hace inaceptable
que te burles de la gente.

Conquistaremos la Libertad,
no dejaremos la lucha,
Dios sí que nos escucha
y no ganará la maldad.

Sabíamos que fácil no iba a ser,
Eso se suponía.
Prolongarías tu agonía
aferrado a tu “poder”.

Pero te veremos caer
más temprano que tarde,
como el tirano cobarde
que por siempre vas a ser.

Bien sabes que tu oscuridad
no podrá con nuestra luz,
manejarás el autobús
que arderá en la eternidad.

No lo olvides, Nicolás.

“Todo cae tarde o temprano
a pesár de que por un lapso de tiempo
el suelo parezca infinitamente lejano”

Continue Reading

El recorido

 

La relatividad puede ser inexistencia,
la verdad se esconde en las miradas
y una dosis de ansiedad y de impaciencia
va agitando estas tardes relajadas.

Cada vez es más serena la alegría
y más sensata cada celebración.
Y si duermo es de noche y no de día
ya no lleno de humo mi pulmón.

Tengo miedo de que el tiempo haya pasado
y que sea tarde para hacer lo que he querido.
Siempre digo que no existe el desgraciado
y voy negando a mi enemigo más temido.

Yo que nunca me preparé para la adultez
ahora los años se me notan en el cabello,
yo que nunca me he planteado envejecer
creo que debo, de una vez, pensar en ello.

Ya los viernes también son pa trabajar,
ya los sueños los prefiero compartidos,
las mayores me dejaron de gustar,
digo “que loco” cuando miro el recorrido.

“Que difícil se me hace
mantenerme en este viaje
sin saber a dónde voy en realidad”

Continue Reading

Errare humanum est

Quise subir al cielo anclado a la tierra,
quise volar atado a tu nimiedad.
Quise poner colchones en la guantera
para tener consuelo en tu eternidad.

Cambié las horas de angustias crueles
por segundos repletos de inspiración,
hice poesía gráfica para carteles
que nade leyó por indisposición.

Todas las caídas fueron propicias
y así mismo otras veces caeré.
Me levanté a dar la cara ante las injusticias
y cuando sea necesario la daré.

No me escondo, ya sé que he fallado,
no me excuso, ni pretendo redención.
En peores situaciones me he encontrado
y siempre me corono campeón.

Porque no gana quien nunca se equivoca,
gana quien agradece cada lección.
El que aprende de todo lo que le toca,
el que se levanta y no deja de seguir su corazón.

Gana el que entiende que la constante es el cambio,
el que sabe que recibe lo que da.
Gana el que sabe que se empieza a construir pensando,
el que sueña hacia adelante y no hacia atrás.


Foto de Joshua Ness en Unsplash

 

Continue Reading

Los que no podemos dormir de noche

Las estrellas de su espalda,
de sus senos y mejillas;
la séptima maravilla
de su infinita magia.

El universo en su piel,
la eternidad en sus palabras,
la gloria en su entrepierna,
la lluvia en sus bragas.

Somos todo sin ser nada.

Me sorprende con
su forma de romper paradigmas,
de evadir costumbres,
de engañar a la rutina.

Su compañía ligera,
su soltura en el espacio,
su lealtad sin compromiso,
su acelerar despacio.

Sí, pero no.

Sí nos acompañamos
porque no sabemos a dónde vamos.
Ni cómo llegamos.
Ni si estaremos juntos o nos separamos.

“Los que no podemos dormir de noche
siempre vamos de a dos por la vida,
cruzando la vereda mojada
sin una ruta definitiva”.

Foto de HelpStay.com en Unsplash
Continue Reading

Fuimos – Seremos

Te vi y te supe.
Eres parte de mí.

Tus ojos nuevos me son tan familiares
y esa sonrisa es como estar en casa.

No somos, pero fuimos y seremos.
Porque por estos días me sonríe el universo
y pone a mi merced la luz
a la que durante tanto tiempo le di la espalda.

Y la magia entra en mis pupilas.
Es tu brillo en mi rostro
llenando el alma de certezas
y aunque no crea mi cabeza
ya jamás me contamina.

Cerré mi fábrica de dudas,
y mi depósito de miedos.
Abrí los ojos a tiempo
para ver como te escudas.

Para ver las letras mudas
y tratar de hacerme el duro.
Para ver cómo te ayudo
a que sueltes ese escudo.

Te conozco de otro mundo,
de otra vida, de otro tiempo,
de otro aire, de otro cuerpo,
de otro cielo, de otro templo.

Y acá nos reencontramos,
nos reencontraremos.
No es el destino.
Es energía.
Vibramos igual.

Y acá estamos soñándonos eternamente
ignorando que fuimos, ignorando que seremos.

 

 

Foto de Heather Shevlin en Unsplash

Continue Reading

Amarillo

El deterioro del cuerpo,
el cansancio, los dolores.

La limpieza cósmica depurando todo.
Sale lo malo, se desecha lo que no sirve.

Dormir, rendirse,
dejar que la energía circule.
Despertar, cerrar la boca,
ver el amor de cerca, sentirlo.

Amarillo, el cuerpo en reposo,
la cama se hace más chica.
No estás solo,
nadie está lejos.

Vuelves a cuestionar la existencia del tiempo.

Las horas parecen días y los días horas,
te pierdes y te encuentras,
te desesperas y esperas,
entiendes, olvidas, te calmas,
extrañas, sueñas, recuerdas.

No hay mucho que hacer cuando estás dentro de este agujero negro que llaman hepatitis.

 

Foto de Hans M en Unsplash
Continue Reading