Fantasmas internos de final de la noche

El cielo hereda mis penas
y las devuelve en tormenta,
como se ha vuelto de lenta
la sangre que va en mis venas,
hay futuro con cadenas,
los pasos son más pesados,
me enredo en sueños prestados
me escondo para cantar,
no hablo pa no llorar
y me muevo a los costados.

Ya no sueño ni dormido,
ya no duermo ni soñando.
La vida sigue pasando
y  todavía no olvido.
Yo nunca me había ido
pero no supe volver.
trataré de desentender
lo que entendí al comenzar.
No volveré a despertar
antes del amanecer.

 

Foto de Braden Collum en Unsplash