Feliz navidad sangrienta

 

Los primos crecieron,
los amigos se fueron.
Las luces se apagaron
y la ciudad no brilla como antes.

La tradición se pasea por el mundo,
el amor se hace más grande.

Nos separamos,
incluso los que quedamos no nos podemos abrazar.
Nada es como antes,
nada es igual.

Pero que iluso pensar que nada iba a cambiar
cuando el cambio es parte de evolucionar.

Ahí voy, comprendiendo lo que casi todos saben y yo me negaba a ver.
Y agradezco la experiencia, las lecciones, la vida
el amor, los amigos, la familia y las últimas navidades extrañas. Todo es aprendizaje.

Esta, tal vez, será la navidad más extraña. Pero la miro sonriente, sereno y agradecido…
Y en silencio los abrazo a todos cuando cierro mis ojos y los pienso.

¡Espero que todos tengan la mejor nochebuena posible, que Dios les bendiga!

“Feliz navidad sangrienta te desea mi corazón en venta”