El tren / Todo pasará

El tren se va y te lleva, está lleno de vagones donde cada acertijo has de superar hasta encontrar el camino a casa.
Te puede llevar a todos lados, a un holocausto sin salida, o a tu plena y aleatoria salvación.

Tal vez es suerte,
tal vez es una buena alma obrando sin buscar nada a cambio, que salva a una vida, que salva al mundo entero.

Niños escondidos, trabajadores despedidos
Cenizas en el cielo y la vida en un minuto se va,
pero un minuto de vida sigue siendo vida.

Todo pasa, hasta el dolor más grande que hay
Todo pasa, hasta lo que no te puedas imaginar
Todo pasa, la vida larga o temporal.
El éxito más grande, la tragedia más inimaginable
En esta vida nada es para siempre, y menos el dolor
Algunas cosas permanecen, pero cambiando están.
Todo pasará.

Rosa Esber

Instaram: @RosaEsber

Foto de: @ezeoa

Continue Reading

Mírate frente al espejo

Una tarde del fin de semana estaba en mi apartamento como cualquier otro, sentado en el sofá frente a la gran pantalla cambiando canales cada tres segundos, durante ésta tarea el timbre sonó. No esperaba visitas. Me pregunté quién sería, podría ser algún paquete que debía recibir pero era domingo cosa que no era posible. Me levanté con pesadez del sofá, arrastré mis pasos hasta la puerta. Otra tonada hizo eco en mi sala. Tomé la perilla para abrir confiadamente y me detuve. Preferí asomarme por el visor: no había nadie, creí que había recreado el sonido o se habían equivocado de puerta, así que me di vuelta para continuar con mi ociosa tarea, un paso más allá el timbre volvió a sonar. Me apresuré al visor y nada de nuevo. Por un momento supuse que eran los niños del piso de abajo, se la pasaban molestando a algunos de los vecinos; la queja se había anunciado en las reuniones quincenales aunque a pocos les importó, en especial a los padres de esos inquietos.

Esperé unos segundos junto a la puerta por si presionaban de nuevo el timbre. Nada pasó, así que de un momento a otro abrí la puerta para darles una reprimenda; la furia que había en mí mirada solo fue observada por el vacío. Miré el pasillo de lado a lado, una extraña brisa fría se coló a mi sala, alguna ventana del piso debió estar abierta. Cerré de un portazo con obstinación. Caminé de nuevo al sofá y me senté, tomé el control y noté que el televisor estaba apagado, éste inmediatamente hizo de espejo panorámico, haciéndome ver todo lo que me rodeaba. Tanteé el control remoto buscando el botón de encendido, en ese momento un escalofrío intenso comenzó a correr por mi piel, lo que me hizo soltar el control y sacudí la mano. No supe qué era solo sentí una sensación extraña.

Mi vista se centró, a través del espejo negro, en algo que comenzó a materializarse a mi lado, así nada más, apareció una mancha de algo: un niño como de cinco años, cabello castaño, camiseta gris y short azul, miraba al igual que yo el televisor. Mi reacción inmediata fue mirar a mi lado, no había nadie. Volví la vista al frente y tampoco había nada. Un fuerte pálpito anunció nervios en mi cuerpo junto a un hormigueo que en el cuello que se detuvo cuando froté mi mano en la zona. De pronto el televisor se encendió solo y apareció la transmisión de una serie animada que era mi favorita de niño. Estuve petrificado mirando la pantalla por pocos segundos, luego me levanté con lentitud, avancé dando pasos largos hacia la puerta, intenté abrirla pero no cedía a pesar de no tener ningún seguro puesto, parecía atascada. En el ambiente se percibía algo raro, como la presencia de alguien. Cerré los ojos y respiré profundamente, los abrí y todo parecía como debía ser: normal, me convencí. Volví al sofá y ante mi vista el televisor se apagó solo. Definitivamente no supe qué hacer. Tuve ganas de salir corriendo de aquel edificio y también quedarme ahí sin hacer nada, lo que fuera que hiciera no cambiaría mi destino de aquel día. Así que me quedé mirando la negrura de la pantalla esperando que cualquier cosa pasara.

La infantil figura volvió a formarse a mi lado, extendió su pequeña mano y la posó sobre mi rodilla. No supe qué se suponía debía hacer. Una corriente eléctrica atravesó mi cuerpo y se arraigó un deseo paterno de tomar su mano. Así que extendí la mía cerca de donde calculé estaba la de él y la tomó. Sentí piel fría, como si tocara el hielo del refrigerador, otra corriente corporal y luego un calor fugaz. Mi reflejo comenzó a desaparecer del espejo negro. Hasta que no me vi más.

Desde ese día se cuenta nuestra historia, que en el apartamento D-5 se oyen risas que provienen de la nada y en el resto del edificio los televisores se encienden solos a cualquier hora, en especial a media noche, escuchan pasos ligeros junto a unos más pesados y sobre todo, que cuando apagas el televisor antes de dormir, nos ves a nosotros tras de ti esperando que tomes nuestras manos y podamos desaparecer juntos.

Jorge Suárez

Instagram: @jorsua14

Continue Reading

Atracción

Todo, todo en este mundo nos deshace
Nos enseña lo que es bueno y lo que no
Pudimos alcanzar es la atracción
Todos están escondidos en su habitación
Tienen miedo de que pueda aterrizar la realidad
Consumes más y más
Dime si te doy
Todo lo que quieras
Sol de primavera
Haz conmigo lo que quieras
Dime si ya no
Pesa el mundo a tu alrededor
Dime si ya no
Ves al mundo a tu alrededor

Royer Rodríguez

Instagram: @RoyerRodriguezOficial

Continue Reading

Sapos

Voy contando los sapos aplastados en la vía
desde aquí hasta la feria del centro.
Algunos son grandes, otros más pequeños
(todos mueren en la misma posición).
Mientras espero mi turno para ser atendida
entre berenjenas, ciboulette
morrones verdes, rojos, amarillos
pienso que más allá de estos colores
de los gestos de las señoras gordas
apretando suavemente sus crías vegetales
del tono de voz de las vendedoras
de esta danza para escoger
el tomate más bonito
para alcanzar la papa en un cajón retirado;
más allá
todo es ilusorio.
Luego regreso cargada
ya no cuento los sapos
paso por una casa que lleva tu nombre lunar
donde una mujer cuida esmeradamente el jardín.
Un llanto que no prevengo refresca mis mejillas,
me pregunto si extrañarte
también es ilusorio.
La mujer tiene un aire a ti
tu alma es blanca como los jazmines.

Cristina Gálvez Martos

Instagram: @cristinagalvezmartos

Continue Reading

La estrella que alumbra

 

La estrella que alumbra el hilo de tus pesadillas / Panteón Rococó

                                                           “hablaban de poesía sin conocerla,
                                                           cuando enojados eliminaban pedazos
                                                           del mundo sin más y se cuestionaban
                                                           de cuando no se sabe elegir”
                                                                               – La Casa Púrpura, Luis Bernal

siempre llego tarde a donde no me llaman
es una ventaja pa los que nos gusta llevar la contraria
           en esta ocasión voy a pedirles perdón / El Salmón, Calamaro
cantar por la libertad y herir a cuentagotas
virtudes que se adquieren transcurriendo

nnnnnnnnnnandamos bailando con singular alegría
nnnnnnnnnnte sabes brillante
nnnnnnnnnnbrincasbailastemeneas
nnnnnnnnnnla belleza no tiene ritmo hasta que mueves las caderas
nnnnnnnnnnme sonrojo y huyo

jugar con fuego es una de mis debilidades
hay vidas que fui más tranquilo
en esta
no lo sé
seamos jipis hasta desnudar el alma
andar con el amor como bandera
decir adiós sabiendo que no es una despedida
toda revancha trae consigo algo de melancolía

bailasinparar
te conoces buena para esos menesteres
coqueteas
la vida es tan ruin como para desaprovecharla
hagamos un pacto
báilame con tu sonrisa
te confieso cómo bajarle la falda a la luna

somos tan ausentes con conectividad
los años pasan
somos
seguimos siendo
eres
soy
nos volvemos a topar con el gusto de encontrarnos
bailar: a tu ritmo
como mejor te sientas
el punto es que tengas
bailes
le des vida a esta inmundicia que nos gira

prefiero decirte cosasucias al oído
mis pies no suelen responder
te conviertes en la silueta que no veo
el mundo gira
afuera nos esperan los fantasmas
sigamos pisoteando al destino
hay algunos caminos que terminan por cruzarse

las coincidencias son la chelabandonada en la hielera
alivian
: curamos heridas
hay que reírse de uno mismo
antes que el tiempo se detenga
es re lindo verte bailar
hagamos como que todo mundo sesfumó
baila

ven
fumemos
no digas nada hasta que amanezca
sonríe
quel tiempo no perdona

 

Instagram: @MiguelRovel
Continue Reading

El atardecer vacío contemplo.
De repente extraño las tardes de vestidos raros,
jugando a la época que nunca existió.
El piano saltarín de aquí a allá.
Tu psicodelia.
Las charlas sobre esos pintores que no existían
y con los que quería casarme.
Mis dedos, por costumbre
hicieron un arpegio entre la puerta y los tuyos.
¡Música que sonroja al corazón!
Pero no a mí…
Como Pierrot Le Fou,
tu actitud cínica me intimidaba.
¡Tu locura absorbe!
Tus catálogos con palabras certeras
crearon una barrera entre los dos.
Viena.
Viena.
Me escuchaste varios años;
yo te escuché sólo dos segundos.
El tiempo, que para Dios es menos que nada.
Tus angustias las conocí,
pero en tus ojos y no en palabras.
¿Recuerdas cuando la cara de Platón casi salta hacia la pared verde?
Me gusta fantasear con un «¿qué hubiese pasado?»
Estuve en tu mano sin quererlo.
Desde ese día jamás volví.
A veces te recuerdo intensamente
y la niña de este entonces me susurra que te quiere.
Isabel Hernn
Instagram:@isabelhernn
Continue Reading

Te enamoraste otra vez… Me lancé

 

Es inevitable que mis pensamientos estén llenos de su cara, de cómo me habla, de cómo
me sigue mirando desde aquella vez… ahí es donde pierdo el control de mi cuerpo y
mente  y es cuando te das cuenta que te acabas de lanzar a un vacío  profundo, tan
profundo como el mar o tan infinito como el mismorso, esperar que te atrape quien
tanto deseas.

El clima y la hora lo ameritan,  son las 6:15 pm voy por mi tercera taza de café y estoy en
el momento del día donde suelo ser melancólica o extremadamente romántica, vámonos
por la segunda.

Cuando creías que más nunca te iba a pasar tasss… simple y sencillo.  En ese preciso
momento de tu vida se cruzó esa persona que te iba a revelar el mundo y te iba a abrir los
ojos, empezaste a creer que te pueden mostrar la realidad desde otra perspectiva,
sientes que te potencializa como un cohete a la luna.

¿Por qué será que todo lo volvemos un paisaje?

Hasta que ese paisaje está lleno de un sin fin de manchas de pintura que lo vuelven
diferente de día y noche.

Quizá todo lo que piense no tenga coherencia pero funciona cuando se conecta.
Llegas a creer que estas a nada de volverte a enamorar y que cada día existe ese
-no se qué-  que te transporta, vuelas a un par de momentos que te ponen el corazón a
mil por hora, congelas ese beso que duró sólo 10 segundos , los de pasos de  baile  a
solas en medio de la oscuridad, esos silencios y las miradas fijas afirmandolo todo una
vez más.

Ya está,  nada importa más en tú vida que el sentir  que tu corazón  va en serio y late de
verdad.

Hoy sentí la necesidad de su presencia, sentirme incómoda por momentos cuando
duermo acompañada, historias extrañas, arreglar todos mis problemas y corazones rotos.
Me escape de mi a llenar el alma de momentos que solo se comparten con alguien más .
Me enamoré , de las ganas, del vacío extraño entre el corazón y el estómago que te
calienta y profundiza los ojos , me sacó más que una sonrisa leve, más que la ganas de
salir corriendo y gritárselo al mundo.

Fabiola Esqueda
Instagram: @esquedangustia
Blog: Luz-ciernagas.blogspot.com
Continue Reading

Ausencia

Burda aristocracia,

aroma ligero a hipócrita estabilidad moral.

 

Crece la lista de vicios por atender.

Cruelmente, es otro juego de azar.

 

Carta empolvada con letra curva,

sin márgenes claros,

mensaje mordaz, amargo.

 

Es sortear la desgracia del día

pero abrazándote, Ausencia,

esperando que ella no vuelva.

Amado Carrillo.

Instagram: @Amadocarrillo92
Twitter: @Amadocarrillo92
Correo: [email protected]
Blog: http://acarrillo92.wixsite.com/amadojosecarrillo
Fotografía: Francisco Mendoza
Continue Reading

Un poco de ti

Dame un poco de ti,
solo un poco.
Una partícula de tus labios,
no quiero más que eso.

No quiero engañarte
diciéndote que te quiero,
porque no es así.
Solo de forma egoísta
quiero un pedazo de ti.

Quiero un dulce y amargo recuerdo
que sonroje mis mejillas.

Dame solo un poco, in poco de ti.

Susana Visa

Instagram: @SusanaVisa

Continue Reading

Zona roja

Zona roja, estado de alerta, no hay nadie.
Observé y no, no hay nada.

Solo largas, largas calles;
Que en medio de su oscuridad,
abrazaban la fría noche.
Un par de vehículos transitando,
todos sintiendo esa adrenalina,
que hasta el más audaz siente.

No es tu zona, esa zona,
ya no es de nadie.

Se perdió buscando paz,
en donde halló guerra.
Anhelando tranquilidad,
cuando se vio presa de la desesperación.
Construyendo seguridad,
cuando su hijo se hundía en la delincuencia.

No es mi zona, ya no es de nadie.
No entiendo razones de acuerdos y doble moral.

Entiendo, que solo la bondad podrá sanar,
la frialdad de esas calles,
que un día dieron la vida,
hoy procrean muerte y miedo.

Pero que mañana gestarán la paz y la libertad.

Ambar Montes de Oca

Instagram: @ambarmontesdeoca

Blog: Mi Fiel Filosofía

Continue Reading