El mundo cambió

“Se detuvo el mundo”
decimos inconscientes.
Pero el mundo sigue andando,
solo se detuvo la gente.

La humanidad tan egocéntrica
como vulnerable,
tan despiadada
como maleable.

Pretendíamos tener control
y somos tan inestables,
presumimos la inocencia
cuando en verdad somos culpables.

Que el cielo tenga piedad
de los que pagan siendo inocentes,
que el cielo llegue a premiar
a tanta gente valiente.

Ojalá encontremos pronto
remedio a tanto dolor,
ojalá todos podamos
dar esa muestra de amor.

Aislados
procurando el bien de todos.
Amando,
“poniendo codo con codo”

Que este freno involuntario
nos despierte la piedad,
que este paro forzoso
nos abra la caridad.

Que logremos conectar
con lo que realmente importa,
que seamos más humanos
y que entendamos que la vida es corta.

Que amemos desde el respeto
a quienes tenemos al lado,
al mundo que nos sostiene
y el universo que habitamos.

El mundo cambió…

Espero que para mejor.