Gracias. Soy feliz

 

A veces nos distraemos con el brillo externo,
con el metal que deslumbra.
A veces nos distrae lo opaco que intenta opacarnos,
nos ahogamos en gris y olvidamos el color.
A veces nos encerramos en absurdos,
en el agobio del día a día,
en la prisa del “para ayer”,
en el número de likes y de seguidores.

Yo no tenía idea de lo increíblemente afortunado que soy,
mi dicha es algo que no tiene techo.

Tengo a los mejores amigos que se puede tener,
tengo a la mejor familia que cualquiera pueda desear.

Estoy rodeado de amor y de buenas vibras.

Estoy rodeado de seres increíbles que amo y me aman,
todo el amor que he dado vuelve a mi de mil formas,
todos los buenos deseos que me envían se transforman en bendiciones.

Soy muy feliz…

Y agradezco a todos los que forman parte de esa felicidad.

Mi corazón siempre estará abierto.

Gracias a Dios y a la Virgen por colmarme de bendiciones desde mi nacimiento
aquel 8 de julio de 1985.
Gracias al universo por materializar mis deseos y con lo que vibro,
gracias a quienes vinieron a abrir mi consciencia.

“Gracias a la vida que me ha dado tanto”

¡GRACIAS!