La calle

La calle
hoy con un aire de nostalgia
inevitable.

Aunque el verde es más verde
y la ausencia de gente
amplía el horizonte,
las calles
que tanto anduve
ya no serán lo que fueron.

Socialismo, represión,
delincuencia…
Y por si fuera poco,
ahora una pandemia.

Transitan.

Se adueñan.

Van y vienen.

La secuestran.

Para mi siempre fue ajena,
aunque pretendía que era mía.
Aunque creí ser de ella,
la calle nunca me hizo compañía.

Y hoy es más ajena que nunca.

Luz