Un mes y contando

La vida dio un giro inesperado,
la soledad parece más intensa
y la calma, imposible.

La vida inmanejable,
los planes insostenibles,
la locura latente
y el miedo es más terrible.

Las ausencias venerables
en el ocaso de una era
no son lo que son
ni serán lo que eran.

Vinieron otras guerras
y pagaron los mismos.
La extinción del débil
y la resignación del pobre.

La reestructuración de un sistema
que pierde frente a otro…
O la salvación, incluso,
de los que creemos perdidos.

El stand by de los soñadores
que claman misericordia.

La tos espantosa, la lucha estéril,
la ansiedad que desespera
producto de la ausencia total del control.

Las fechas inciertas,
los días volteados,
las horas invencibles
y la muerte de la puerta para afuera.

Si me lees …
quiero que sepas
que espero que estés bien,
que pido por ti en cada oración.

Espero que no te falte nada,
sobre todo la esperanza.
Que sonrías con frecuencia
y agradezcas por todo.

Espero que en medio de lo malo
aprendas a ver lo bello
Espero que soñar
sea lo único que te quite el sueño.

Se que seguramente no es como esperabas,
pero (después de todo)
no está tan mal
vivir en pijamas.

(Visited 1 times, 1 visits today)