A vuela

Te suelto para que vueles
y llegues a tu destino.
Te suelto para que andes liviana
tu nuevo camino.

Te suelto con todo el amor
que puedo sentir en mi pecho,
te suelto con todo el dolor
que me causa asumir este hecho.

Prometo que no habrá
un día en que no te piense.
La lagrima cesará,
te recordaré sonriente.

Te suelto porque te espera la gloria,
te suelto porque te llega la hora,
te suelto y espero algún día
volverte a ver.

No tengo palabras ahora,
no sé muy bien que decir.
Puedes emprender vuelo tranquila.
Yo estaré bien aquí.

“Yo te voy a recordar todos los días
porque un amor así nunca se olvida”