Maestro dolor, maestro vacío, maestro extavío

Vomité algunos versos,
perdón por la crueldad
pero mi oscuridad
se expandió por estos lienzos.

Y aunque me hizo daño
saber que te dañé
yo ya me perdoné
y a ti también.

Ya no tiene remedio,
ya lo hecho hecho está
y nada se resolverá
aunque me convierta
en un ser humano promedio.

El dolor me hizo sacar mi mal
y enfrentarme conmigo mismo
totalmente vacío,
envuelto en oscuridad y frío.

Ahora estoy más cerca del camino,
ahora tengo paz y más consciencia.
Sé que el tiempo no existe
y me armé de paciencia.

Quisiera reparar el mal que te hice,
pero no tiene reparo.
Además, tu misma te hiciste el mayor daño.
Y hoy solo te queda aprender de el,
de ti.

El dolor puede ser un gran maestro
y el vacío una gran oportunidad para aprender.

Yo espero que te encuentres,
que puedas ser feliz.

Que puedas ser consciente.

Foto de Gleren Meneghin en Unsplash

(Visited 1 times, 1 visits today)