Se nos acabaron las fuerzas y nos soltamos las riendas

 

Construimos otras vidas…
                           Distantes.

Desbordando felicidad
en las redes sociales.

Sustituimos los sueños,
cambiamos a los protagonistas.
olvidamos los acuerdos
y nos perdimos la pista.

Pero un día nos encontramos…

Ese día volvimos a vernos a los ojos
buscando rastros de lo que fue magia.
Los míos estaban llenos de vacío.
Los de ella estaban llenos de nostalgia.

Al fin comprendió que el amor bonito lo tenía conmigo,
extraña mis besos en los propios brazos de quien la lleva consigo.
Siente que llora sin poder, siquiera, derramar su llanto.
Y sueña con seguir mirándose en mis ojos tristes que quiso tanto,
que quiso tanto y que quiere tanto.

Pero ya es demasiado tarde…
Yo hallé el olvido al estilo Jalisco…
Aunque, SIEMPRE, los mariachis y el tequila me hagan llorar.

(Visited 1 times, 1 visits today)