La cuarentena, tu y yo

Esta ausencia prolongada,
esta vida a las patadas,
La bancarrota anunciada
y estas ganas de perderme
en tu mirada.

Esos chats inevitables,
esos ojos tan brillantes,
ese look tan elegante
¿para qué?
si te encuentras tan distante.

Esos miedos-guillotina,
el país sin gasolina,
esa búsqueda suicida
que yo haría
para darte la bienvenida.

Este tipo de ausencia
y esta suerte de presencia,
el corazón en evidencia
practicando 
la virtud de la paciencia.

Ese olvido selectivo,
el pasado destructivo,
el freakeo consecutivo
por  buscar
lo que no se me ha perdido.

Distancia,
Pantalla,
esperanza,
bendiciónes,
versos,
canciones.

Este contigo, este sin ti tan amargo
Este reloj de arena del arenal
Esta huelga de besos, este letargo
Estos pantalones largos
Para el viejo Peter Pan”

Continue Reading

Un mes y contando

La vida dio un giro inesperado,
la soledad parece más intensa
y la calma, imposible.

La vida inmanejable,
los planes insostenibles,
la locura latente
y el miedo es más terrible.

Las ausencias venerables
en el ocaso de una era
no son lo que son
ni serán lo que eran.

Vinieron otras guerras
y pagaron los mismos.
La extinción del débil
y la resignación del pobre.

La reestructuración de un sistema
que pierde frente a otro…
O la salvación, incluso,
de los que creemos perdidos.

El stand by de los soñadores
que claman misericordia.

La tos espantosa, la lucha estéril,
la ansiedad que desespera
producto de la ausencia total del control.

Las fechas inciertas,
los días volteados,
las horas invencibles
y la muerte de la puerta para afuera.

Si me lees …
quiero que sepas
que espero que estés bien,
que pido por ti en cada oración.

Espero que no te falte nada,
sobre todo la esperanza.
Que sonrías con frecuencia
y agradezcas por todo.

Espero que en medio de lo malo
aprendas a ver lo bello
Espero que soñar
sea lo único que te quite el sueño.

Se que seguramente no es como esperabas,
pero (después de todo)
no está tan mal
vivir en pijamas.

Continue Reading

La calle

La calle
hoy con un aire de nostalgia
inevitable.

Aunque el verde es más verde
y la ausencia de gente
amplía el horizonte,
las calles
que tanto anduve
ya no serán lo que fueron.

Socialismo, represión,
delincuencia…
Y por si fuera poco,
ahora una pandemia.

Transitan.

Se adueñan.

Van y vienen.

La secuestran.

Para mi siempre fue ajena,
aunque pretendía que era mía.
Aunque creí ser de ella,
la calle nunca me hizo compañía.

Y hoy es más ajena que nunca.

Continue Reading

El mundo cambió

“Se detuvo el mundo”
decimos inconscientes.
Pero el mundo sigue andando,
solo se detuvo la gente.

La humanidad tan egocéntrica
como vulnerable,
tan despiadada
como maleable.

Pretendíamos tener control
y somos tan inestables,
presumimos la inocencia
cuando en verdad somos culpables.

Que el cielo tenga piedad
de los que pagan siendo inocentes,
que el cielo llegue a premiar
a tanta gente valiente.

Ojalá encontremos pronto
remedio a tanto dolor,
ojalá todos podamos
dar esa muestra de amor.

Aislados
procurando el bien de todos.
Amando,
“poniendo codo con codo”

Que este freno involuntario
nos despierte la piedad,
que este paro forzoso
nos abra la caridad.

Que logremos conectar
con lo que realmente importa,
que seamos más humanos
y que entendamos que la vida es corta.

Que amemos desde el respeto
a quienes tenemos al lado,
al mundo que nos sostiene
y el universo que habitamos.

El mundo cambió…

Espero que para mejor.

Continue Reading

Cuarentena

No le temo a la soledad,
le temo a estar conmigo,
a encontrarme frente a frente.
Ni yo me soporto.

Hoy hasta las letras se me escondieron,
solo llevo dos días de encierro
y me abandonó la paciencia…
Tranquilos, no voy a salir, no llevaré otro peso en mi consciencia.

Pero parece injusta la vida
y no entiendo una mierda.
Que rudo le tocó a mi generación,
que difícil seguir escribiendo la canción.

Repito, no entiendo nada,
no sé cuál es la lección.
Espero que la aprendamos pronto
para que, por fin, pase el temblor.

Lo único que sé es que quiero un lugar mejor,
quiero construir un mundo diferente,
quiero a quienes quiero cerquita de mí,
quiero ver a mis viejos sonrientes.

Quiero ver amanecer,
quiero abrazar a mis amigos,
quiero brindar por mis enemigos,
quiero volver a creer…

Quiero que lleguen días mejores
y como creo que la vida me abraza
no voy a ser yo quien haga que la cosa empeore
y me quedaré durante un tiempo en casa.

Tengo el corazón marchito
y no sé cómo voy a hacer,
pero me esperaré un ratito
porque seguro volverá a florecer.

“¿Quién dijo que todo está perdido?
Yo vengo a ofrecer mi corazón”

Continue Reading

Adulto contemporáneo

Jamás vi
una vía rápida,
un atajo,
una salida.

Te he querido
en mi vida…
Y a veces
creo que estás.

Pero entiendo
que es muy frío
y anormal
pretender
acompañarte
desde acá.

No me muevo
como quiero
y eso me desespera.

Y, aunque creo
que intenté
de mil maneras,
no he salido
de mi confortable
esfera. 

Y en mi espera
veo fantasmas,
los de siempre.

Pero ya
no me hacen
tanto daño.

Ya sin vicios,
sin cervezas,
sin cigarros.

Sin amigos,
sin placebos,
sin estragos.

Reconozco 
mi ansiedad
de tantos años.

Ya me explota
en el pecho
y me vuela
la cabeza,
me recorre
todo el cuerpo…
Perdón por la franqueza.

“Pero si ofendo,
pido perdón.
Cuando sea grande
no quiero ser como vos”

Continue Reading

Esperar

Hay cosas que no se me dan…
Y lo sé.
Hay otras que, simplemente,
pasan sin saber.

Tú me pasas.
Y ni cuenta me di.
Y ni siquiera lo quería.

Solo vacié las letras
con lo que fluía
después de ver
tu fotografía.

Y en el olvido quedaría
aquel texto involuntario
que precede a la formación
a este código binario.

(Uno es a uno)

Pero te lo mostré…
Y la rueda giró
de tal forma
que el verso quedó al revés.

Y conectamos,
pintamos de púrpura el cielo,
soñamos,
despegamos los pies del suelo.

Y sin vernos, nos vemos.
Aunque solo somos dos destellos,
perdidos, fugaces.
Luces vagando en diferentes ciudades.

Distantes, pero no ausentes.
Lejanos, pero juntos.
Inexplicables.

Yo no sé esperar,
pero te espero a mi modo.
Se me dio esperarte.

Que pase lo que tenga que pasar,
espero encontrarte.

“Cuando la luz del sol se esté apagando
y te sientas cansada de vagar
piensa que yo por ti estaré esperando
hasta que tu decidas regresar”

Continue Reading

Acá

Te quiero acá….
Pero también te quiero allá,
porque no hay condiciones
para el sentir.

Te quiero si estás acá,
si estás allá,
si vienes
o si vas.

Sin embargo, tengo flores interestelares
que están guardadas bajo llave
en el cofre que se enciende con tus ojos.

Tengo sueños en capsulas blandas
que se destapan con besos.

Tengo sonrisas
en medio del desastre que soy,
en medio del que me rodea
y en medio del que eres.

Frente al caos tengo esperanza,
fantasía ante la absurda realidad,
un abrazo para la tempestad
y frente a las dudas, confianza.

Quiero que estés acá,
pero que hagas lo que debes hacer.
Que siempre tengas la plena libertad
de ser quien quieras ser.

Me gustas libre.

“Te quiero pero te olvidaste abril
en el ropero pero igual
te quiero, no me gusta esperar
pero igual te espero.
Primero te quiero igual”

 

Continue Reading

Mi valentín

Ese día no estaba claro
y no me importaba nada
pero tu diste en el clavo.
El martillo: tu mirada.

Quería darte letras
exprimiendo lo que sentía,
pero lo que tu esperabas
era, simplemente, compañía.

Y yo muriendo de ganas de acompañarte
pero hundido en un anhelo de perfección
que no me dejaba mirarte…

Me hice nostálgico algunos instantes
pensando “ojalá estuvieras aquí”…
Hasta que me llamaste…

Y fuiste mi Valentín…

La pantalla venció a la distancia,
tus ojos seguían desbordando magia
incluso dentro del cristal que brillaba
y tus palabras me enamoraban.

Me pongo unas alas
no importa más nada…
Gracias por la velada.

“Que viva la telefonía en todas sus variantes.
Pensando estaba que te me escabullías,
Cuando vi tu nombre en la llamada entrante.

Bendita cada onda, cada cable,
bendita radiación de las antenas
mientras sea tu voz la que me hable
como me hablaste hace un minuto,apenas”

Continue Reading

Cosas buenas (inspiración)

Me gusta verte mirar
Ya te lo dije más de una vez
También me gusta verte andar
sin poner en el piso tus pies.

Me gusta que se alineen los planetas
para hacerle un guiño a lo que sueñas,
me gusta que no te quedas quieta
y que de mi inspiración te adueñas

Me gustaría dejar marcada una huella
en algún punto del camino que vas a andar
y que si no me puedes ver verte mirar,
por lo menos, que te alumbre mi estrella.

Me gustaría pelear contigo las batallas
contra el tedio, los miedos y las excusas,
tumbar toda resistencia, toda muralla
Me gustaría que no dejes de ser mi musa.

Me inspiras, me animas y me contrapones
a las creencias en las que no debí creer.
Y cada vez que te pienso se me antoja
ir por un lápiz y una hoja de papel.

“Para contarte, canto
Quiero que sepas
cuánto me haces bien,
me haces bien
me haces bien”

Continue Reading